(787) 543-6211
Preguntas para una entrevista de trabajo

Antes de contratar a un nuevo empleado para su empresa, debe sacarle el máximo provecho al proceso de selección. En especial, a la entrevista, donde podrá determinar si el aspirante reúne las habilidades necesarias para ocupar la vacante. 

Preguntas para realizar en una entrevista de trabajo

Planificar con tiempo las preguntas que debe responder el aspirante, le permite corroborar que realmente está integrando a su empresa la pieza que le hace falta para su equipo de trabajo. Apóyese en las siguientes preguntas:

 

 

Puede iniciar el proceso de evaluación con preguntas personales para que el postulante se relaje. De esta manera, puede apreciar la confianza que el participante posee en sí mismo. Lo cual ayudará en el desempeño que tenga para ejecutar cualquier trabajo que se le asigne.

 

 

Con esta pregunta sabrá si el aspirante reconoce sus cualidades y puntos fuertes. Por ejemplo, si tiene la capacidad de trabajar en equipo, si es una persona responsable con los horarios, si está capacitado para algún puesto en su empresa o si asume sus trabajos con compromiso y responsabilidad.

 

 

Aunque muchas personas intentan fingir que siempre enfrentan esta circunstancia de la mejor manera, asegúrese que sea cierto. El trabajo bajo presión suele ser la principal situación que se desarrolla en una empresa. De modo que debe cuidar que quien vaya a integrar a su plantilla de trabajo sepa cómo asumir el estrés y la presión. 

 

 

Luego de que el entrevistado se sienta en confianza y un poco relajado, puede tornar la conversación más rígida. Con esta pregunta, el saber si la persona tiene experiencia en el ámbito que usted necesita, será más fácil. 

 

 

Esta pregunta puede darle una referencia del tipo de persona que es el aspirante. Ya que si su motivo de salida fue por problemas en el trabajo o con el personal en general, debe tener claro que ingresará a una persona conflictiva a su equipo.

Pero, si la persona quiere superarse y dejó su empleo para elevar su crecimiento personal, entonces está frente a una empresa que querrá darlo todo de sí.

 

 

Siempre es bueno poner un poco nervioso al entrevistado para evaluar su comportamiento. Por eso, esta pregunta puede que lo saque de su zona de confort. Además, usted necesita una persona que esté informada sobre los productos o servicios que su empresa ofrece. Asegúrese de que conozca a su compañía.

 

 

Desde el inicio, debe tener claros los deseos que su aspirante tiene para saber si realmente subestima o sobrestima las asignaciones del puesto a asignar. En este punto, también puede tener una idea del sueldo que su entrevistado desea devengar.

 

 

Ya para concluir la entrevista, el aspirante debe “venderse” para saber por qué él merece el trabajo y no otro de los miles postulantes que están fuera de su oficina.  

Con estas preguntas, podrá conseguir a su empleado ideal. 

Tips para sobresalir en una entrevista de trabajo

Enfrentar un proceso de selección es una de las partes más complicadas de salir al mundo laboral. Siendo la entrevista el momento más tenso de la búsqueda de trabajo, ya que este primer encuentro podría ser concluyente.

¿Está preparado para enfrentar al seleccionador? Antes, repase estos sencillos y efectivos consejos sobre cómo destacar en una entrevista de trabajo.

Claves para enfrentar una entrevista con éxito

Una previa adecuación podría serle de mucha ayuda al momento de afrontar la angustiosa entrevista. Así que tome en cuenta los siguientes tips:

 

 

Si no sabe cómo explicar su Currículum Vitae (CV), el seleccionador ni siquiera lo tomará en cuenta. Así que prepárese, estudie muy bien su CV, la clave para atraer el interés de quien lo entrevistará es afrontar las preguntas con total serenidad, pero mucha seguridad. De modo que debe estar seguro sobre las habilidades y la experiencia que dice poseer.

 

 

Recuerde que se trata de una entrevista de trabajo. Por ende, debe darle la importancia que amerita y asistir al encuentro derrochando profesionalidad, sobre todo en la vestimenta y en la higiene. Procure vestir un traje que transmita una imagen profesional y respetable, complementado con una higiene pulcra, desde el cabello hasta las uñas. 

 

 

Para que el seleccionador no lo tome por sorpresa, tómese un momento por investigar la empresa a la que aspira ingresar. Desde sus valores corporativos, cultura, filosofía, hasta un poco de su historia. De este modo, apuntará a la misma dirección que su evaluador, y de inmediato corroborará su gran interés por formar parte de la empresa.

 

 

Los seleccionadores prefieren entrevistar a una persona activa, capaz de destacar sus fortalezas y triunfos profesionales, en lugar de a un mudo que no comenta nada durante la entrevista. Manténgase enérgico durante la entrevista, atienda a los comentarios del evaluador y evite los silencios prolongados, sin incomodar.

 

 

Quizás algunas funciones inherentes al puesto laboral no coinciden con sus habilidades, pero eso no es motivo para que se desanime y autodescarte su postulación. Si el evaluador le comenta esto, muéstrese dispuesto a aprender lo necesario para desempeñarse al 100% en el cargo. Una buena actitud suma puntos, aprovéchelo.

 

 

Las palabras se las lleva el viento, téngalo presente en todo momento. Puede tener un CV muy atractivo a simple vista, pero si el seleccionador no puede comprobar que todos sus conocimientos son ciertos, descartará su postulación. Procure certificar lo más que le sea posible. De hecho, agregue referencias o recomendaciones de sus antiguos trabajos.  

 

 

Uno de los momentos más tensos de la entrevista se da cuando el evaluador pregunta: “¿Por qué deberíamos escogerlo?”. Sin embargo, no se paralice, esto es determinante para aprobar su entrevista. Por el contrario, con total seguridad destaque sus ventajas frente al resto de aspirantes, muéstrese comprometido y entusiasta. 

Conseguir una buena primera entrevista podría darle el pase definitivo a la segunda fase del proceso de selección.

Cómo motivar a los empleados

Un empleado motivado es una de las mejores inversiones que puede realizar una empresa. Puesto que, entre otras cosas, aumenta su predisposición a la consecución de los objetivos organizacionales. Además de ello, incrementa su nivel de productividad, satisfacción laboral, y sentido de pertenencia para con la marca.  

Por ello, es esencial que se tome el tiempo de conocer algunas técnicas infalibles que le permitirán aumentar la motivación en su activo más importante: el recurso humano.

Claves para conseguir un empleado motivado

La motivación es un elemento imprescindible para que una marca pueda funcionar de forma óptima. Por lo que promover esta variable se ha convertido en un objetivo obligatorio a fin de conseguir los propósitos de la empresa. Para lograrlo, apóyese en los siguientes consejos:

 

  • Reconocer los logros

 

El reconocimiento es fundamental para conseguir un empleado motivado. Él desea que reconozca su esfuerzo, y espera que le estimule a seguir esforzándose en pro de la compañía. ¡Hágalo! Es agradable valorar la calidad del trabajo, agradecer una labor bien hecha, el logro de un objetivo, la atención que brinda a los clientes, el alcance de una meta, en fin, reconocer.

Puede hacerlo a través de bonificaciones económicas o incentivos no remunerados (sesión de spa, viajes, obsequios…). La idea es que el colaborador pueda sentirse estimado por la empresa.

 

  • Aplicar planes de capacitación

 

Cada trabajador de su empresa tiene necesidades, sueños y aspiraciones individuales, debe conocerlas para ayudarle a satisfacerlas. La capacitación y formación es un valor agregado que aporta beneficios tanto al personal como a la compañía.

En primer lugar, aumenta la satisfacción, motivación y lealtad del colaborador. Y, por otro lado, le comparte nuevas capacidades y habilidades que este podría poner en práctica para conseguir nuevos proyectos a favor de los fines organizacionales.

 

  • Dar autonomía

 

Aprender a delegar le ayuda a confiar más en su talento humano y, por supuesto, le permite conseguir un empleado motivado. Así que bríndele autonomía, a fin de que él pueda planificar sus tareas laborales de la forma en que se sienta más cómodo, sin tener que estar bajo un estricto control de supervisión.

Además, poco a poco cédale nuevas responsabilidades y competencias, siempre conversándolo para evitar las sobrecargas y el estrés laboral. La idea es que cada uno de sus colaboradores se sienta a gusto en su puesto de trabajo, con las responsabilidades conferidas.

 

  • Realizar reuniones semanales

 

Las reuniones de trabajo permiten ahorrar tiempo, desarrollar una comunicación directa y escuchar lo que el colaborador tenga que decir. Es una forma de mostrarle su apoyo, hacerle ver que está pendiente de su desempeño y que también está disponible para atender a sus dudas o solicitudes.

Para mejores resultados, permita que sus empleados se comuniquen libremente expresando su opinión. Además, durante la reunión sea interactivo, rompa el hielo con anécdotas o historias divertidas, y luego aborde el tema pautado. Finalice con una dinámica para liberar las tensiones y aumentar su energía.

 

  • Generar un buen ambiente

 

Sea amable y atento, no adopte una postura hermética. Para lograr un empleado motivado debe inspirar confianza a través de un clima laboral agradable. Así que cuando sea conveniente, proponga una dinámica divertida para que el colaborador se sienta más cómodo, confiado y alegre en su punto de trabajo.

La motivación es la principal herramienta en la consecución de los objetivos organizacionales.

Solicite su cotización hoy mismo y comencemos a crecer.

Solicitar Estimado

fav-icon nivaxel